Kembo de Carlos Pérez y Miguel Calatayud (Kalandraka)

29 | 09 | 2020
Kembo de Carlos Pérez y Miguel Calatayud (Kalandraka)

¡Hola! Me costó un poquito escribir esta mini-reseña, pero esta semana tuve muchos paquetes que envolver con harto cariño y los días (y las noches 😅) se me hicieron muy cortos. Pero aquí estoy, para hablarles hoy del hermoso libro Kembo: incidente en la pista del Circo Medrano. Escrito por Carlos Pérez (escritor y museógrafo experto en las vanguardias artísticas del siglo XX) e ilustrado por Miguel Calatayud (Premio Nacional de Ilustración de España en tres ocasiones, la última en 2009 por la totalidad de su obra).

¿De qué trata este libro?

Kembo cuenta la historia de un león africano  muy bromista, que asusta a las personas de la tribu de los Babalunga un día y otro a las de los Kamolongos. Él, un ser libre, vegetariano y que carece de maldad, no ve el peligro en sus juegos. Pero mujeres y hombres viven aterrorizadas/os por este león que les lame los pies mientras duermen o les ruge cuando van a buscar agua al río, porque obviamente nadie puede suponer que él no come ni un poquito de carne.

Así, un misionero que vive en la aldea junto a su hija decide pedir ayuda a un explorador intrépido, un experto cazador que logra atrapar a Kembo y lo vende a Jean Malín, domador y director del famoso Circo Medrano de París. Allí Malín intentará domarlo y obligarle a hacer trucos como sentarse en un banquito o pasar por un aro en llamas. Y sólo el cariño de Nadine, trapecista y esposa de Jean Malín, lo consolará en sus días de opresión e incomprensión.

¿Qué me gusta de este libro?

Me gusta que la historia está bien contada: comprendemos bien a Kembo, empatizamos con su sentir porque se nos habla de él con mucha dulzura. Leemos las denuncias al maltrato animal, a la brutalidad y el desamor, sin necesidad de hacerlas explícitas. Conocemos una historia de amor entre humana y animal que nunca subestima a sus lectores y lectoras. 

El lenguaje es rico, amplio y variado, pero además bello, complejo y evocador. Y sus ilustraciones son bellísimas, distintas a lo que acostumbramos ver en un libro ilustrado: Calatayud juega con elementos del cubismo, mostrando escenarios complejos y saturados de personajes y elementos geométricos. Es de esos libros que no podemos mirar sólo una vez, uno vuelve a él muchas veces a ver si algo se le pasó por alto. Y suele ser así.

Mi ilustración favorita es...

Ésta, creo que representa muy bien la complejidad y abundancia de la que hablaba antes. El Facu me dijo que le recordaba al Guernica. Y creo que efectivamente es así, al menos a mí también me provoca el mismo efecto y me invita a observar sus detalles una y otra vez.

¿Conocías a Kembo? ¿Te recuerda a algún otro libro? Déjame un comentario aquí o en las redes sociales para conocer tus impresiones.

Un abrazo grande y nos leemos pronto, en la próxima mini-reseña que se viene numerosa...🐭